lunes, 10 de octubre de 2011

Cambio de juego y de blog

Me congratula anunciar que ya está disponible el blog de Los señores de las runas (nombre provisional) para comenzar nuestras andanzas por el narrativo; en ese blog tenéis las instrucciones para generar los personajes y empezar a jugar. Aquí a la derecha, debajo de Traka el perro cyber de Arasaka tenéis el link. Saludos y ¡a por los Px!

lunes, 12 de septiembre de 2011

La guerra de la Cuchilla (parte I)


Tras haber recibido el justo pago por rescatar los "datos genéticos", algunos habrían tenido ganas de descansar, o tal vez gastarse la bien ganada paga; Lince tenía ganas de revancha... Escoltada por Diego, Indie y una herida Godiva se encaminó al corazón de la Zona de combate, al encuentro del propio Acuchillador: gracias a sus contactos con las bandas de Nueva York se le había concedido audiencia, y su escolta formada por veteranos cuchillas les permitió atravesar la zona sin problemas hasta llegar al cuartel general de la Cuchilla Sangrienta, un hotel de varias plantas rodeado de escombros, repletos de enormes cyborgs psicóticos de piel blindada e implacables ojos infrarrojos que los observaban desde las sombras...
Godiva se quedó en el transporte, mientras los demás atravesaban a pie el peligroso campo abierto precedidos por un poderoso y claramente dopado coloso de acero y destripadores, que los introdujo dentro del ruinoso hotel; en su interior, casi todos los tabiques habían desaparecido, dejando un gran patio central abierto que recorría el edificio en su totalidad, rodeado por los antiguos pasillos de las habitaciones. En ellas, los más antiguos y locos miembros de la cuchilla, cual guardia de corps, rodeaban el espacio central y el piso superior en el que el Acuchillador observaba el centro de su poder desde un balcón abierto sin barandilla: con el metal sobresaliendo por entre las múltiples heridas y cicatrices del pecho, y la carne de los brazos obscenamente fusionada con el metal, el lider de la Cuchilla apenas era consciente de su presencia mientras pulsaba el inyector de su cuello y sentía fluir una dosis más...
Lince expuso sus peticiones/información: los payasos habían invadido su territorio, había que hacer que lo pagasen tanto ellos como sus amos mafiosos, sin olvidar a los policías corruptos que lo habían cubierto todo. Nada impresionado, el acuchillador miro de arriba a abajo a la otrora famosa pandillera, y le preguntó si conocía el dolor; sus ojos llenos de locura y velados por las drogas taladraban a Lince en busca de eso mismo, pero solo encontró el nuevo sendero de humanidad que había escogido recientemente, y que le desagradaba profundamente. Decidido a que mostrase sus cartas, la azuzó para que acabase con Diego; al sacar ésta su pistola, demostró haber perdido el camino definitivamente, alejándose de sus enemigos para matarlos sin sentir su sangre en las manos. Con reflejos inhumanos se abalanzó sobre ella y lanzó su mutilado cuerpo al patio de abajo, mientras sus seguidores la acuchillaban sin cesar en su larga caída. Sin embargo, antes de llegar al suelo, un enorme brazo blindado la recogió amorosamente: había que reconstruirla y recordarle el camino del dolor... Diego no era interesante para el lider de la Cuchilla, pero cuando le presionó respondió sin amedrentarse; divertido, el Acuchillador decidió que bajo tregua había llegado y de igual forma podía marcharse: Lince se uniría a sus filas y este pequeño advenedizo no le servía excepto como testigo de su fuerza y poder. En cuanto a Indie, que poseía más metal que ninguno de ellos pero lo ocultaba bajo falsa piel, estaba más cerca y más lejos de la verdad que nadie; sólo si se liberaba de la falsa humanidad y se unía al camino de la Cuchilla se le permitiría vivir. Le mostró el último instrumento con el que enseñaría la verdad del metal a Night City: una Punknaught en construcción. Uno de los lugartenientes del Acuchillador encendió su lanzallamas para liberar a Indie del lastre de la carne, pero ella no pensaba dejar que nadie le hiciera tal cosa: lo hizo ella misma. Impresionado y complacido, el Acuchillador arengó a sus fieles sobre la batalla que venía, momento en el que los mercenarios contratados por Lince para cubrir su entrada en la Zona actuaron quirúrgicamente eliminando a los cyborgs que operaban a LInce y sacándola rápidamente... en planeador. Mientras subía al armadillo Diego escucho disparos y pudo ver como una destrozada pero aún viva Lince y dos mercenarias más se abrían camino por el cerco de ruinas infestadas de cyberpsicópatas que rodeaba el cuartel de la cuchilla para después ganar altura y perderse en la noche...

domingo, 3 de julio de 2011

Lento barco desde Chiba (y 4)


Joe había conseguido estabilizar a la mutilada Mitshiko en la parte trasera de la "nueva" furgoneta armadillo que Diego había pillado en la Zona; el Kazajo se debatía entre los brazos de Indie sin ninguna posibilidad de salir de la presa. Era el momento de reagruparse en el Hope...
Antes de llegar, Mitshiko agradeció a Diego el haberle salvado la vida y le dijo que si la dejaban en el hospital más cercano renunciaba a su pago (al parecer les había tomado por agentes de Fargo...); Diego le siguió la corriente y consiguió el manifiesto de carga de un barco de recreo, el Lollipop 5, y el Nº de un muelle en el puerto de Night City, el 47. Al parecer Damarith pensaba mover el paquete antes de las siete y media, lo que les dejaba unas dos horas para colocarse en posición... Ya en el Hope, se repartieron el trabajo: Indie y Preacher se disponían a interrogar al Kazajo con la ayuda de una piloto de deltas rusa, mientras Godiva y Piolet hacían un primer reconocimiento del muelle; Lince fue a ver a Caitlin y Diego a comprar equipo y municiones para el grupo.

Una primera exploración del muelle mostró a Godiva y a Piolet que toda la zona estaba dentro de una valla electrificada, vigilada por la policía portuaria; se replegaron a unos almacenes cercanos y desde allí se pusieron a vigilar el único barco de recreo de todo el muelle, donde un par de mujeres se bronceaban en cubierta al sol de California. Aproximadamente media docena de señales calóricas se movían bajo cubierta, incluyendo una bastante grande, demasiado para ser humana...
En cuanto Preacher se puso serio, el Kazajo se derrumbó; atado a una silla en el almacén del Hope, Zora empezó a traducir sus respuestas: era un asesino profesional, sólo sabía que debía matar a Fargo y recuperar... un caballo. Al parecer los datos genéticos que había robado Fargo eran más complicados de manejar de lo que suponían...
Lince se unió al equipo de vigilancia, pero Diego llegaba justo a la cita, Preacher e Indie tarde; la policía portuaria era incorruptible y muy eficiente, el lugar estaba demasiado concurrido... decidieron que lo mejor era seguir el traslado del "paquete" hasta llegar a un lugar en el que poder emboscar a Lorenzo sin peligro. Unos minutos después de la hora un camión alquilado se acercó al muelle y atravesó el control de la policía, mientras el taxi de Preacher e Indie cruzaba en ese momento por delante de la valla eléctrica; Piolet salió a campo abierto para reunirlos con el resto del grupo, y ahora todos sabían lo que buscaban. Rápidamente, la tripulación del barco cargó un precioso semental blanco andaluz en el camión y, junto con las dos chicas de cubierta y dos matones más, el conductor enfiló la carretera de salida, aunque ésta vez con Godiva y Piolet justo detrás siguiéndoles en moto. Cuando el camión entró en la ciudad, aunque estaba bastante claro que en un principio intentaban salir a campo abierto lo más rápidamente posible, el conductor se dio cuenta de que les seguían y comenzó a acelerar intentando despistar a la motocicleta. Desde la parte de atrás del camión una enorme caja con comida estuvo a punto de aplastarles, pero Godiva la esquivó sin problemas; Piolet preparo su fusil y acabo con la persecución reventándole al camión las dos ruedas traseras...

El conductor consiguió cruzar el camión en la carretera, mientras Damarith sacó su fiel Colt AMT-2000 y reventó la cabeza a Piolet... Godiva intentó reanimarle mientras las balas rebotaban sobre ella, pero sus conocimientos en primeros auxilios no fueron suficientes. A cubierto tras su moto, Godiva se preparaba para la venganza, pero de nuevo Lorenzo fue más rápido y con un portentoso salto se planto delante y lanzó un terrible rodillazo de Thai-boxing a la cabeza que la dejo conmocionada y bastante aturdida, pero no lo suficiente como para que no le vaciase un cargador entero de su mini gatling en la cara... Con Damarith muerto, los dos matones de la parte de atrás del camión salieron corriendo aprovechando que Godiva, todavía sola, no podía pararles. Cuando llegaron los refuerzos con el Armadillo conducido por Preacher, solo las dos mercenarias quedaban dentro del camión, a punto de pasar a la parte de atrás y cubrirse con el codiciado animal; Diego fue más rápido, y lanzó una granada de sujeción para retener y proteger al caballo, seguida de otra de agujas para acabar con la oposición: apenas blindadas, las dos mercenarias no tuvieron ninguna oportunidad. Entre Godiva e Indie pusieron el camión de nuevo en marcha, y salieron disparados antes de que la policía pudiese echárseles encima. Su contratante no apreciaba la falta de apego a las ordenes recibidas, pero reconoció que su iniciativa le había resultado muy útil, así que les pago 12.000 €$ a la entrega de los "datos" y prometió recomendarles para otros mercados menos estrictos que el japonés, donde se apreciasen sus cualidades para improvisar. La canción por los caídos sonaría en el Hope una vez más...

lunes, 27 de junio de 2011

Lento barco desde Chiba (parte 3)


Tras salir de la Zona, una breve parada en el Hope les permitió deshacerse fácilmente de los cuerpos gracias a los contactos de Axeman: alguien recibiría mañana un hígado kazajo... Joe ya había pasado la resaca de las anfetas, y se unió a la fiesta, mientras Godiva llevaba al taller la moto a que le repintasen unos rasguños de unas cuantas agujas perdidas...

En la cartera de Fargo destacaba una tarjeta llave para el Palacio de las marionetas, una pensión barata de ataúdes cerca del centro corporativo; Diego conocía la reputación "lúdica" del sitio: una llave, dos personas; si no, los dueños no hacen caja... Pocos de los inquilinos se quedan más de unas horas. El vehículo que habían pillado enfrente del Cubo era una furgoneta blindada Armadillo a la que le habían quitado el transpondedor: perfecto para el punk que se mueve. En unos minutos estaban en el Palacio, pagando a un gerente puestisimo de Ángel azul una tarjeta llave para poder entrar los cuatro...
Temiéndose una trampa, todos escrutaron la puerta del ataúd de Fargo; sin embargo, si Indie no hubiese llevado conectado permanentemente el escáner técnico hubiese sido imposible detectar las leves emisiones electromágneticas que emanaban de dentro del habitáculo. Lince y Diego no estaban por la labor de esperar cerca de la puerta mientras Indie realizaba un diagnóstico: algún tipo de aparato emitía algo que rebotaba contra las paredes desde el interior; si cambiaba el campo, como abriendo la puerta, dispondría de unos doce segundos antes de que lo que sea se activase. No había más opción, y mientras todos se apartaban aún más Indie abrió para encontrarse con una especie de tubo lanzatorpedos forrado de espuma, con una videopantalla porno al fondo y un maletín en medio: la emisión surgía de debajo de este, trampeada con un detonador de presión... Por suerte la pericia con los explosivos de Indie le permitió extraer el fulminante del C-6 sin problemas: los componentes de la trampa eran muy profesionales, pero el que los montó no era un experto. Dentro del maletín destacaban dos pistas claras entre el resto del contenido (un guante de combate, un traje barato, un chip de crédito y un analizador de voz): una tarjeta-llave para una de las 8000 taquillas del Aeropuerto Internacional de Night City, y la tarjeta de visita del Emporio de Rafael del Rock&roll, un museo del rock para turistas; detrás de la tarjeta de visita, escrito con tinta ultravioleta, una cita: a las siete de la tarde del día siguiente en el Elvis 2. Tenían tiempo para crackear la llave y registrar la taquilla...
Tras pedirle un programa descodificador a Cuchillas, Diego e Indie descifraron el Nº de la taquilla que abría la llave, y Lince y Joe fueron a comprobar el contenido: eran los únicos a los que seguridad Arasaka no pararía nada más entrar el el Aeropuerto... Desarmados y tranquilos, pasaron los torniquetes que daban a las taquillas, pero el tipo de seguridad sospechaba algo. Deprisa, metieron el contenido de la taquilla en una bolsa (algunos trajes, complementos de moda masculina, dinero en efectivo y unos pendientes de diamantes) y salieron intentando aparentar ser pareja sin mucho éxito; los guardias Arasaka les hicieron entrar en una sala para un registro... a fondo. Sin embargo, lo único que podía comprometerles, un pasaporte falso, lo habían dejado en la taquilla. A regañadientes los dejaron marchar...

Solo quedaba ir a ver a el "Rey"; el museo era una mezcla de histrionismo y mal gusto a partes iguales: videomuros hasta el techo contando la historia del rock, muñecos mecánicos recubiertos de piel sintética emulando a las leyendas de la música moviéndose desacompasadamente y tres enormes esculturas holográficas de tres metros y medio de Elvis, Bono y Silverhand... Un campo de disrupción unido a un detector de metales evitaba que nadie entrase armado ni con blindaje pesado, así que tras dejar la artillería con Joe en la furgoneta a la puerta del local, entraron directamente hasta el fondo hacia el enorme Elvis holográfico, donde rápidamente localizaron a Anashko Mitshiko, uno de los contactos listados en la ficha de Fargo, que esperaba nerviosamente; sin embargo no estaba sola: un Kazajo de los del Cubo de basura la vigilaba desde la puerta de los servicios... Diego se fue para ella entrándole a base de seducción y unos pasos de baile, intentando sacarla de la linea de fuego sin llamar la atención y avisándole al oído de que venían de parte de Fargo. Cuando Diego hizo contacto, Indie volvió a lanzarse cual bola de demolición panzerfaust contra el Kazajo, aunque esta vez evitando dejar muerte y destrucción en su trayectoria, matando solamente a su objetivo con otro letal barrido de pierna. Lince se puso a cubierto tras la estatua de bono, y antes de que Diego hiciese lo propio con la del "Rey", tres Kazajos más salieron de entre la gente desde la parte delantera del Emporio: la granada de cyberbrazo de uno no alcanzo ni a Lince ni a Indie, cubierta tras el muro de los servicios, aunque si destrozó a media docena de turistas; el micromisil de otro no consiguió volarle la cabeza a Mitshiko, pero si le destrozó la pierna y la dejo inconsciente. Diego la puso a cubierto, pirateando los hologramas para cambiarlos por los Manowar "Fighting the world", y llamaron a Joe con la artilleria. El tercer Kazajo sacó su arma pero erró el tiro dándole a un turista delante de Diego. Indie salió entonces de la cobertura para partir por la mitad al tipo de los micromisiles, cubriéndose después del fuego concentrado de los otros dos con el cadáver de su compañero. Lince había salido por una ventana trasera y corría hacia delante buscando sus armas, mientras Joe se hacia una puerta en el muro para evitar el campo disruptor y destrozaba de un martillazo al tipo del lanzagranadas, que estaba dejando todo el emporio lleno de cadáveres a base de granadas de agujas... Lince volvió a entrar por otra ventana en busca de sus armas, pero Indie descartó de nuevo la cobertura y acabó con el último enemigo, y todos se largaron a paso ligero. Sólo Manowar seguía en pie, contemplando sin ver a los kazajos muertos y las dos docenas de turistas que tapizaban el suelo: ¡yeah, fight...!

martes, 21 de junio de 2011

Lento barco desde Chiba (parte 2)


Diego volvía solo de otra noche de desenfreno nocturno: Joe estaba fuera de juego por las drogas y el alcohol, Preacher intentaba pasar la resaca como podía; de Lince no sabía nada excepto que habían quedado en el Cubo de basura más tarde... Con semejante panorama, una rápida birra en el Hope y una promesa de buen dinero hizo que Indie y Godiva se uniesen a la fiesta; siguiente parada, el Fast Eddie´s Pool Hall, en la Zona.

Lince quería salir de allí. De verdad que si. Pero con Piolet dormido en el portal, no tenía apoyo ninguno que frenase... la pasión, y el siguiente fue en la ducha. No pudo decirle que no, y se quedó a dormir con ella...

El Fast Eddie´s no era un local muy limpio, ni muy nuevo, pero tenía su encanto, con los dos parroquianos jugando al fondo y su delgado y anciano barman con gafas de soldador. Lleno de humo de tabaco y con las arcaicas bombillas de filamento a media luz, Diego se acercó al pelirrojo de la mecedora de madera que se balanceaba tras la barra para pedirle que cambiase el country que sonaba, a lo cual se negó en redondo; en vez de preguntar directamente, Diego intentó sonsacarle acerca de Toothpick, el supuesto contacto de Wells, mientras Indie y Godiva intentaban un extraño baile de seducción con los dos habituales; al final, los dos tipos consiguieron zafarse de sus bruscas maneras gracias a que el cabreado camarero sacó la recortada de debajo de la barra; si, era Toothpick, y al mencionar a Fargo Wells les dijo que antes habían venido otros tipos preguntando por él, Kazajos para más señas (no iba muy bien de la vista, pero su oido era el mejor que el dinero puede comprar...). Aunque les había dicho unos cuanto sitios donde podía estar Fargo para quitarselos de encima, solo les llamó la atención el Cubo de basura. Era la siguiente parada.

Lince se despertó antes. Se vistió y esperó armada a que Caitlin se despertase. Mientras ésta última se desperezaba, la urgencia en su voz la desarmó totalmente; no pudo negarse, una vez más. Al salir de la casa, Piolet estaba destrozado de esperar y se retiró a descansar. Lince se encaminó sola al Cubo de basura, preguntándose qué demonios había ocurrido y porqué le importaba tan poco la respuesta a esa pregunta...

El Cubo de basura hacía honor a su nombre: una pila de medio metro de residuos de todo tipo amortiguaban los pasos al andar; la leyenda local dice que se han encontrado bajo las capas de desechos cuerpos que llevaban años allí... Sin embargo nada amortiguaba el terrible sonido que surgía de las profundidades del local, y que hacía vibrar hasta las entrañas. La "música" dejó a todo el mundo bastante mareado, y Godiva directamente vació el estomago; la tremenda cantidad de gente que se amontonaba en esa pocilga era algo digno de investigación antropológica. Pero pasar por todo ello valió la pena: al fondo, cerca de la escalera que llevaba al pequeño ventanuco que hacía de barra, Fargo Wells tomaba una copa tranquilamente, convencido de que nadie le buscaría allí. Sin embargo, antes de conseguir abrirse camino hasta él, Indie vio el reflejo del acero entre la multitud: un arma cargada apuntada a Wells; no hubo tiempo para reaccionar, el asesino disparó con velocidad cegadora y la cabeza de Fargo estalló.
Con una rapidez de reflejos inhumana, el asesino se acercó a su derribado objetivo, aprovechando que el sonido del disparo se había perdido totalmente entre el ruido ambiente. Pero Indie estaba lista para responder, y se lanzó a través del gentío girando más y más en un letal ataque de panzerfaust que dejó un reguero de miembros amputados y cuerpos inconscientes en su trayectoria; el asesino, por puro instinto, aún consiguió interponer su monokatana en la trayectoria del golpe, y mientras Indie le arrancaba de cuajo una pierna y lo lanzaba ya muerto girando contra la pared del fondo, él asesino partía su katana contra la pierna ciber de ella y le dejaba un bonito recuerdo en forma de fragmento clavado. La dantesca escena provocó el inicio de una avalancha de gente que prometía ser tan peligrosa como un volcán en erupción en ese espacio tan cerrado...
Lince registró rápidamente el cuerpo del asesino: una tarjeta llave de un hotel dentro de la cartera de Wells parecía ser lo que buscaba. Godiva cargó con el cuerpo del asesino y empezó a abrirse paso entre la multitud, seguida por Diego que lanzó una granada de sujección contra la parte delantera del local, intentando frenar a la multitud para poder salir por la puerta antes de que todo se colapsara definitivamente. Un grupo de Cuchillas sangrientas comenzó a rajar a todo lo que se les pusiera por delante desde el fondo del bar, y la gente se convirtió rápidamente en una masa intentando escapar. Para empeorar las cosas, desde la parte delantera del bar comenzaron a escucharse disparos de Ak, y la gente que salía apenas de dos en dos intentaba volver a entrar dentro del garito: cuando los que salían se uniesen a los que entraban, todo el que estaba dentro del bar tendría muchas probabilidades de ser pisoteado hasta morir...

Lince miró hacia pequeña ventana-barra y vio que el barman había desaparecido hacia el interior: su vista potenciada le mostró otra salida al fondo, y por señas consiguió que todos se dirigieran hacía ella antes de que el infierno se desatase. La ventana daba a un pequeño almacén y al fondo una puerta entreabierta conducía a un callejón cerrado por detrás; desde allí los disparos en la parte delantera del local eran más que evidentes, con cuerpos desparramados por todo lo que alcanzaban a ver de la calle principal: en un Toyota aparcado en la acera al otro lado de la puerta principal, un tipo con un subfusil de agujas barría sistemáticamente la puerta del Cubo, en tanto que otro armado con un Ak-47 y cubierto tras un Dataterm disparaba ráfagas cortas sobre la gente que conseguía esquivar la lluvia de fragmentos. Diego pirateó rápidamente un coche cercano y lo acercó al callejón para que Lince pudiese salir con el cuerpo y con la magullada pero aún lista para la acción Indie en el asiento de atrás. Mientras ella atraía los disparos, Diego consiguió tomar el control de la moto de Godiva y llevarla al callejón, desde donde salieron disparados antes de que los asesinos pudiesen reaccionar...

domingo, 8 de mayo de 2011

Lento barco desde Chiba (parte 1)


Tras varios meses de fiestas y hospital, los bolsillos de todos estaban lo bastante vacíos como para tomar en serio cualquier propuesta, por peregrina que fuese... Cuando Lince se acercó al Hope como cada noche, un miembro de los Shopistikatz, unos cuantos exóticos reunidos tomando algo frente al bar, se acercó con el móvil en la mano, diciendo "es para ti, devuélvemelo cuando hayas terminado" Al otro lado de la línea, una voz de acento plano le dijo "no digas nada, sólo escucha; contesta si o no cuando te pregunte. Trabajo peligroso pero bien pagado, id al almacén 213 al Oeste de la calle 31. ¿Te esperaré?" La respuesta de Lince fue clara: Sí. Tras poner a todos al día y averiguar que los almacenes estaban abandonados, y que su interlocutor era probablemente japonés, había que buscar un medio de transporte: no habían podido pagar los gastos del ferrari de Preacher, y ahora eran peatones. Uno de los miembros de la familia de Preacher les llevó hasta allá en su furgoneta, cargada de COOH2 de contrabando escondido como garrafas de alcohol (como descubrió Preacher cuando echó un trago y estuvo borracho media noche...) Desde el otro lado de la calle pudieron comprobar que la zona estaba plagada de almacenes abandonados, que el almacén de al lado poseía algún tipo de dispositivo que bloqueaba la señales de radio y de red, y que dentro del almacén 213 sólo había una señal de calor...

Con Preacher fuera de juego por el COOH2, Lince, Piolet y Joe tomaron la iniciativa de entrar en el almacén, apoyados por Diego desde fuera. Ya dentro se encontraron con un hombre de mediana edad que se presento como Wilbur; aunque se las daba bastante, pronto entendieron que, habida cuenta de su actitud y su aptitud, no era una amenaza excepto para si mismo... El tipo que entró acto seguido por la parte de atrás del almacén si que era alguien a tener en cuenta; dijo venir de parte de su contratante, y que la reunión tendría lugar en el almacén de al lado, el 214. Tras dar un poco de coba a Wilbur, le dejo pasar por la puerta y en un único y fluido movimiento, le disparó a la cabeza. Al darse la vuelta para disculparse por el espectáculo, el rifle de Joe ya estaba apuntándole, lo cual lejos de preocuparle pareció agradarle; al parecer, Wilbur estaba allí para rendir cuentas y mandar un claro mensaje a los demás: si juegas con esta gente, tarde o temprano no verás venir una bala... Después pidió a Lince que Diego se uniese a ellos para la reunión, sin que el hecho de que estuviese escondido vigilando pareciese tener ninguna relevancia.
En el otro almacén, y en una sala totalmente insonorizada, alguien situado al otro lado de una pared de espejo les dió más detalles: el trabajo consistía en encontrar y llevar ante él a un tal Fargo Wells, que había robado unos datos genéticos que debían ser recuperados. Para que lo encontrasen, les proporcionó unas fichas sacadas del archivo de la Akaromi Bio Corp, y les prometió que, si cumplían con el acuerdo, la recompensa se mediría en decenas de miles de €$...

En la ficha de Wells había dos contactos con dirección incluida, el de una antigua novia y el de un viejo socio, así como dos fichas más de asociados actuales conocidos, una agente de Infocomp y un euromercenario bastante conocido. Centrándose en este último, Preacher fue a ver al Capitán sureño del destacamento de Militech en Pacifica, que le acogió como a un hijo a su particular estilo y le prometió averiguar lo que pudiese. Por su lado Joe y Diego fueron a ver a Cuchillas para que buscase información a una rave en las afueras de Night City, "el circo", donde Joe disfrutó de rápido sexo anónimo (y de las drogas que Diego le coló en la cerveza), y Diego se hizo un trió con Cuchillas y otro tipo al ritmo de la música... Finalmente, Lince y Piolet fueron a la casa de la antigua novia de Wells, que tras una imagen manipulada en su portero automático al principio se negó a abrirles; sin embargo al mencionar que buscaban a Fargo dejo entrar sola a Lince: al parecer estaba muy enfadada con él.
Lince descubrió pronto que Caitlin no solamente era una mujer excepcionalmente bella, sino que también era una maestra del arte de la seducción: aunque intentó sacar todo lo que pudo de ella, y consiguió que le diese el nombre de un local donde suele estar a veces, el Cubo de Basura, en la zona, fue Caitlin quien se llevó el gato al agua, o más bien, el Lince a la cama... Tras varias sesiones de sexo y de algo de Maria, Lince pensaba poder ablandar a la mujer para sacarle algo más, pero fue Caitlin quien consiguió el teléfono de Lince y la promesa de verse más veces. Piolet sigue esperando en el portal...

martes, 12 de abril de 2011

Tan duro como Nails (y 2)


...Preacher se había topado con un secuestrado Bob "el loco", y no pensaba dejarlo estar; su primer disparo falló totalmente, por lo que decidió vaciar el cargador sobre el coche, lo cual eliminó al secuestrador, pero también destrozo a Bob y el coche en el que iban. Era el momento de pedir ayuda, y Nails contacto con su capitana en los Marshalls, informándole de que tenían a un testigo de la trampa contra Gunsights; necesitaban extracción ASAP para evitar que los policías corruptos del distrito tercero atasen los últimos cabos sueltos. La capitana dijo que podía ir a por ellos, pero necesitaba tiempo para preparar un equipo y solicitar transporte aéreo. Nails le dió la dirección del lugar más seguro que conoce: el Hope, esperando que el profesor le perdonase por llevar los problemas hasta casa. Lamentablemente, aunque ellos no lo sabían, los policías corruptos habían pinchado las líneas de los Marshall...
El problema estaba en llegar hasta el bar atravesando la ciudad de una punta a otra; los coches disponibles no eran lo suficientemente grandes o estaban destrozados. Por suerte, justo en frente de la iglesia una comuna de neo-hippies disfrutaban de una apacible noche de orgías, drogas y danza cerebral, con su "autobús mágico" aparcado fuera. Era una reliquia de autobús escolar pintado de colores chillones, pero podían ir todos en él y daba espacio para disparar, aunque sin mucha velocidad. Uno de los hippies salió de su ofuscación mental apenas el tiempo suficiente para darse cuenta de lo que pasaba y colocarse delante del vehículo; sin embargo cuando Preacher le dijo que lo necesitaban, el hippie les dijo que lo necesitaban más que él y que podían quedárselo: ya se lo devolverían cuando no lo necesitasen...

Mientras todos se dirigían hacía el Hope, Diego fue a reunirse con Cuchillas a buscar los programas de netrunner que le estaba preparando. Los policías de la tercera hicieron un intento de parar el autobús antes de que llegase al Hope, pero la Claws de Indie les hizo pensárselo dos veces. Por eso, y porque el autobús apenas tenía punta de velocidad, Diego consiguió llegar al Hope antes, y descubrió a varias figuras apostadas entre los callejones adyacentes. Intentó avisar al autobús, pero no pudo hacerlo sin levantar las sospechas de varios de los emboscados. No le quedó otra que enfilar la calle 22 para interceptar a sus compañeros antes de que se metiesen en una trampa...
Avisados de que estaban metiéndose en un avispero, Lince, Diego y Shasha se adelantaron en el coche para tomar posiciones antes de que el resto llegase con el autobús; sin embargo el coche ya había sido fichado, y según se bajaron de él a unas tres manzanas del Hope varios matones de los Cipriani armados con subfusiles dispararon sobre ellos. En el subsiguiente tiroteo Lince perdió una pierna, Nails un brazo, y Shasha la vida, aunque los matones de los Cipriani se llevaron la peor parte, y un desvencijado y descontrolado autobús atravesaba el bloqueo. Cuando Axeman, Ringo y Piolet se unieron a la fiesta desde el Hope, los matones que quedaban estaban sentenciados.
Sin embargo todavía quedaban unos cuantos emboscados en las calles adyacentes, y mientras se encargaban de ellos con todo lo que tenían a su alcance, incluido un camión de una obra cercana, el autobús estaba cada vez más dañado y descontrolado; Indie tuvo que lanzarse del vehículo en marcha con Hubie, ponerle a salvo y volver a la carrera a montar para recoger a Nails, mientras Preacher apenas podía evitar los bandazos y los choques contra los vehículos aparcados. Diego colocó un Cadillac cibercontrolado a la altura de la cabina, y Preacher pudo por fin abandonar el vehículo, que se estrello ruidosamente contra la pared del Hope. Sin oposición, los Marshalls recogieron a Hubie, y tanto Nails como Gunsights les agradecieron su ayuda en cuanto este fue liberado. Axeman, Piolet, Ringo y Godiva, impresionados con ellos, se unieron al grupo, que ya es considerado de veteranos por la gente del Hope.

lunes, 31 de enero de 2011

Historias del Forlorn Hope: Tan duro como Nails


Hora del merecido descanso, el reposo del guerrero: Lince, Shasha, Diego, Preacher y Pequeño Joe se encaminaban al Hope para tomar unas cervezas y disfrutar de la camaradería de la hermandad, así como del nuevo estatus adquirido al vengar a Axeman. Pero el Profesor y Dolar Bill habían tenido que marcharse de la ciudad urgentemente, y el bar estaba cerrado; sólo Piolet y algunos más de los miembros originales del ERL-601 y del equipo de seguridad estaban en el local, pero les indicaron que la clientela habitual estaría en el Más allá, el bar de mercenarios del norte de la ciudad. Aunque para llegar hasta la Cripta, la segunda planta en la que seguramente estarían sus nuevos colegas, habían de pasar por la Antesala, una primera planta llena de aspirantes a Samurai callejero, decidieron ir para allá confiando en su nueva reputación y en sus redaños para evitar problemas...
Sin embargo, nada más entrar, tres de los wannabes se encararon con Preacher y su vestimenta, y aunque Spunkmeyer pudo intimidar a dos de ellos para que le dejasen en paz, un tercero lo tenía encañonado por debajo de la mesa. Nadie prestaba demasiada atención a la que prometía ser uno de los muchos enfrentamientos en busca de reputación de la noche, pero entonces Lince sacó su arma y apuntó a la nuca del tercer tipo. Aunque los insultos, duelos de miradas e incluso cuchilladas están a la orden del día en la Antesala, las armas de fuego implican la clara intención de matar a tu rival, no simplemente de humillarlo o demostrar ser más duro, por lo que todos los presentes se encararon contra lo que consideraban un comportamiento antideportivo; sin embargo el tipo vio claramente que Lince no jugaba, y sacó las manos de debajo de la mesa dándose por vencido. Cuando la situación parecía volver a su cauce, Preacher desenvainó rápidamente su cuchillo de combate y se lo clavó al pobre diablo en la garganta hasta la empuñadura. Nadie pudo hacer nada por él, y la clientela se mantuvo en tenso silencio hasta que todos llegaron a las escaleras de la segunda planta.

Ya en la Cripta, veteranos y profesionales del Hope saludaron a todos en silencio pero cálidamente: estaban dentro de la élite, los verdaderos edgerunners y supervivientes de Nighy City daban la bienvenida a sus nuevos camaradas. Pero ese respeto había que ganárselo día a día...
Los rumores afirmaban que la policía y la Mafia se estaban moviendo en las calles; incluso se hablaba de un gran cargamento de drogas y de que ambos bandos podían estar compitiendo para ver quien se hacía antes con él. En la barra, nerviosa y con cara de necesitar ayuda desesperadamente, Nails buscaba con la mirada alguien a quien llamar amigo; Diego y Joe se acercaron para comprobar que pasaba, y ella acepto rápido la implícita promesa de auxilio que le hacían.
Reunidos todos en una mesa, Nails contó como Gunsight, su compañero en los Marshalls y veterano del ERL-601, había sido detenido esa madrugada: la policia había encontrado un kilo de cristal azul cortado con endorfinas en su apartamento. Curiosamente, hace unos meses Gunsights y Nails habían escoltado a un miembro de la familia mafiosa de los Cipriani, especializada en pasar Cristal azul; éste les había contado que la familia se había conseguido mantenido tanto tiempo en el negocio y lejos de la cárcel gracias a que tenía varios jueces en el bolsillo, así como a varios miembros de la comisaría del distrito tercero de la policía de Night city... La petición para que se aislase al prisionero hasta que pudiese declarar ente el fiscal les fue denegada, y al día siguiente un conocido matón de los Cipriani acabó con él en prisión. Pero eso no detuvo a Gunsights, que comenzó a investigar y a buscar pruebas de corrupción; por todo ello Nails tenía muy claro que Gunsights estaba limpio, que le habían tendido una trampa, e inmediatamente había puesto a trabajara a todos sus informadores. Un tal Bob el Loco había encontrado a alguien que afirmaba ser uno de los que había incriminado a Gunsights. Al día siguiente era la vista del juez, y una condena sólo podía significar la muerte para Gunsights, ya que en el 2020 no hay presupuesto para separar a los policías de los presos comunes... Había que encontrar al tipo y llevarlo a declarar antes de que eso ocurriese. Todos estuvieron de acuerdo en ayudar a Nails y su compañero, y se dirigieron rápidamente a las Noches del Arco Iris, un conocido local de posadores.

Allí, incluso el desaliñado y sucio Bob el Loco pasaba desapercibido, entre los habituales miembros de los Kennedys, Gilligans y Trekkies; incluso la Reina Victoria y el Príncipe Eduardo, miembros de las Personalidades, se paseaban por entre la gente con sus trajes de época... Bob les indicó que un tal Hubie Treadwell, un macarrilla callejero de poca monta, le había dicho que era uno de los que había implicado a Gunsights, y que quería hablar con un Marshall para declarar. Estaba escondido en una iglesia abandonada de la calle 22, al sur de la ciudad; tan al sur que, nominalmente, era territorio de las Cuchillas sangrientas, en pleno proceso de expansión...

Localizar la iglesia no tuvo mayor problema; rápidamente, Shasha, Diego, Joe y Nails descubrieron una señal calórica en la segunda planta, y empezaron a subir en busca de quien creían era Hubie; sin embargo Lince y Preacher estaban totalmente paranoicos, seguros de que en el solar vacío de enfrente había sombras acechándoles. Tal era su seguridad, que Shasha decidió quedarse con ellos a cubrir la parte delantera del edificio. Mientras, Nails, Diego y Joe encontraron a un totalmente desquiciado Hubie armado con una escopeta y atrincherado en la parte de arriba de la iglesia. Tras identificarse Nails como Marshall les dijo que los dos compinches que habían plantado con él las pruebas habían muerto esa misma mañana, y sabía que él era el siguiente; estaba dispuesto a declarar que los Cipriani le habían pagado para plantar las pruebas si le protegían. A punto estaban de salir con él del edificio para largarse de allí cuando se desató... el circo.
De las sombras surgieron seis miembros de los payasos, conocida banda de psicópatas especializada en "bromas macabras" que solían acabar con la cordura y la vida de sus victimas; cargados de armas exóticas (granadas en forma de pelotas de goma, lanzallamas bucales, altavoces vomitivos, "emanaciones" tóxicas o ratas bomba...) les emboscaron y se lo hicieron pasar mal... durante unos segundos, hasta que se agruparon y empezaron a usar su más convencional pero tremendamente eficaz armamento. Más que letales, los payasos demostraron ser patológicamente dañinos y humillantes, pero lo más preocupante fue el coche que Preacher descubrió en el callejón lateral, donde un tipo retenía a un esposado y magullado Bob el Loco...

martes, 21 de diciembre de 2010

Historias del Forlorn Hope: La caida de Axeman (y 5)


Mientras Diego disfrutaba de los placeres de la carne, Indie, Lince, Shasha, Joe, Preacher y Eyes se preparaban para encargarse definitivamente del cerebro tras el atentado contra Axeman, Edison Wright, así como del brazo ejecutor del mismo, su guardaespaldas Justin. Preacher y Shasha se dirigieron al Hope para informar al Profesor de lo que sabían, y para preguntarle si quería encargarse él del asunto... Aunque para el Profesor ellos ya habían acabado, Preacher le dijo que les gustaría terminar con el tipo: les gustaba acabar lo empezado y a estas alturas ya era algo personal. El profesor estaba gratamente impresionado, y les agradeció sus esfuerzos. Mientras, el resto realizaba un seguimiento aéreo de la rutina de Edison, encontrando un tramo largo en la interestatal donde era fácil emboscar al pequeño convoy....

El golpe no debía tener la mayor dificultad, pero Indie decidió emboscarse en el suelo con un camuflaje fantasma para dar cobertura si había problemas; el resto, atacarían desde el Av intentando eliminar a Justin y llevarse vivo a Edison para entregárselo al Profesor. Tras una noche de espera para Indie, y un par de vueltas sobrevolando la autopista para el resto, localizaron al objetivo. El primer coche, cazado por Eyes en un picado con la Gatling de 20mm del Av, no tuvo ninguna oportunidad, y prácticamente partido por la mitad derrapó a todo lo largo de los tres carriles. El segundo vehículo frenó en seco, y Shasha indicó a través de los altavoces que les valían tanto vivos como muertos, por lo que tenían tres segundos para salir del coche o abrirían fuego; según Preacher, tenían dos segundos de más... El conductor del vehículo intento rendirse, pero alguien, desde dentro del vehículo, le voló la cabeza: las negociaciones habían terminado. Una ráfaga de cohetes anticarro del Av demostró que el orgullo había vencido a la sensatez...
... pero algo se torció terriblemente cuando una andanada de granadas antitanque disparadas desde el suelo impactó en la cabina del Av: cinco tipos salieron de unos pozos de tirador camuflados a ambos lados de la la autopista; aunque el blindaje resistió los dos primeros impactos, el tercero alcanzó su objetivo: la cabeza de Eyes. Sin piloto el Av barrenó descontrolado hacía el suelo, y probablemente todos hubiesen pagado un alto precio si Preacher no hubiese tenido cabeza fría y mucha suerte con los controles del aerodeslizador. Mientras el suelo se acercaba, una voz metálica susurraba desde tierra "Preeaaacheeeer": al parecer Jack, su enemigo de la infancia, por fin había logrado dar con él, y en el peor momento...

Aunque el golpe no fue muy grave (Lince, que se había asomado a la puerta para disparar, rebotó un poco contra el fuselaje y se fisuró una costilla, pero el resto aguanto sin percances), estaban rodeados y encañonados; la cosa pintaba mal, al menos hasta que Indie se levantó con su Claws lista para la acción: los dos primeros tipos, que no se habían dado cuenta de que estaba allí (aunque ella tampoco los vio hasta que abrieron fuego. ¡J@%$d*s camuflajes fantasma!) recibieron toda la ráfaga de munición Heat, y se fueron al suelo, tras lo cual Indie su cubrió en uno de sus propios pozos de tirador. Ya repuesto del golpe, Shasha sacó su barret ´90 y disparó al otro lado de la autopista, reventándole la cabeza a otro de los atacantes: ya sólo quedaban dos. En una alarde de velocidad, Shasha descartó el sobrecalentado Barret, cogió de su espalda el High power 15 de Militech, y se lo vació encima a uno de los tipos, que resultó ser Jack. A pesar de haber perdido el brazo derecho, este último levantó el lanzagranadas y soltó una dentro del pozo en el que se había cubierto Indie, pero entre el blindaje y el brazo cibernético esta seguía lista para la acción. El último tipo intentó rendirse, pero Preacher y el resto tenían claro que tras la muerte de Eyes no iban a dar cuartel. Aunque magullada, Lince levantó sus armas y disparó, primero eliminando al quinto hombre, después abriendo un agujero del tamaño de una pelota de béisbol en el pecho de Jack. Aunque se negaba a morir, el daño masivo le hizo perder el sentido, y Preacher lo remató degollándole.

Mientras intentaban recogerlo todo y salir de allí, empezaron a sonar las sirenas de la policía: los Highway, una mezcla entre Marshalls del antiguo oeste y el Juez Dredd, habían sido atraídos por los disparos. En un principio todos querían marcharse rápidamente antes de que llegasen, pero Shasha se negaba obstinadamente a marchar y dejar el Av allí, aunque no pudiese hacerlo despegar. Al final, todos se escondieron entre los restos y los pozos, preparados para acabar con el poli. Al ver la destrucción el Highway redujo la velocidad, pero tardó demasiado en reaccionar: los disparos del grupo frenaron el coche, y Joe aprovecho para cargar y atravesar techo, poli y asiento en un solo y poderoso golpe de martillo propulsado. Recogiendo lo posible y echándole un par de granadas al Av, se marcharon de allí dejando el coche del policía en llamas en la Zona.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Historias del Forlorn Hope: La caida de Axeman (4)


Con el objetivo claro, el equipo se dividió para conseguir rápidamente toda la información posible sobre Edison Wright y su casa; Preacher se encaminó hacia las oficinas de Militech en Pacifica, para intentar que Militech permitiese el secuestro/asesinato de Wright dentro de un área bajo su jurisdicción. Tras identificarse en la recepción de unas modernas y sencillas oficinas, Preacher pidió ver al oficial superior, ante lo cual la secretaria del complejo, nada impresionada ni competente, le hizo esperar durante una hora (probablemente esperando que Spunkmeyer decidiese irse y volver en otro momento...). En vez de esperar más, por el expeditivo método de la patada en la puerta, y tras unas palabras con el sargento de guardia, Preacher consiguió hablar con el Tte. Coronel Ford, al mando de las instalaciones de Pacifica, un corpulento sureño de pura cepa, fumador en pipa y bastante cercano a la "revelación divina". Aunque no podía autorizar una actuación de ese tipo dentro de la base ni desproteger a quien pagaba su factura regularmente, estuvo de acuerdo en proporcionar toda la información que los modernos medios de protección corporativa podían dar, e insinuó que si el asalto se producía más allá de los muros de Pacifica, Militech no se preocuparía por ello en absoluto...

Por su parte Diego volvió a encaminarse al infame Flash en busca de Cuchillas; el solar escogido era más amplio y había más seguridad, pero la misma "música" ensordecedora y los mismos habituales descentrados plagaban el local. A Diego le costó mucho llegar hasta la pista del segundo piso donde Cuchillas danzaba al tiempo en la red y la realidad, pero poco en convencerla para que entrase en el sistema de Wright para ver como era la seguridad y si podía tomar el control de los sistemas defensivos del interior de la casa. Esta vez fue Diego quien sugirió cerrar el trato con un baile, y una vez más se convirtió en torrido sexo vertical rodeados de gente y al ritmo del techno rock de moda...

En cuanto a Lince y Shasha, prefirieron una aproximación más física y clásica: cargaron el equipo de vigilancia y se encaminaron a un cerro fuera de los límites de Pacifica desde donde espiar el interior de la casa. Durante el día no hubo problemas, y pudieron ver la distribución de la finca y como la seguridad privada patrullaba el perímetro sin descanso; pero mientras se preparaban para completar la vigilancia durante la noche, unos cuantos adolescentes cargados de alcohol y hormonas se presentaron con varias motocicletas y una pick-up en medio de su posición, dispuestos a disfrutar de una noche de juerga en la montaña. Escondidos entre los árboles (Shasha) y colgando detrás de un acantilado (Lince), esperaron hasta que se hizo evidente que los chavales no pensaban irse en mucho tiempo. Lince salió entonces de su escondite y amenazó a los chicos para que le diesen el dinero y el coche; uno de los chicos, probablemente alguien con algo que demostrar o una novia cerca, se encaró con ella, con fatales resultados: disparo por debajo de la rodilla y amputación traumática de la pierna... Los dos chicos que todavía estaban montados en sus motos intentaron escapar pero Lince, que no quería matarlos, disparó a la rueda de una de las motos (aunque el chaval perdió el control de la moto al estallar la llanta y cayó por el cortado...) y Shasha, mucho menos compasivo, le voló la cabeza al otro. El resto de los chicos se pusieron histéricos y no opusieron resistencia cuando Shasha y Lince salieron de allí con su coche, que después quemaron en la Zona.

Al día siguiente todos se reunieron en casa para compartir notas; Cuchillas no había encontrado resistencia en el portátil de Wright, que es el sistema en el que desembocan los datos de la sanguijuela, pero el sistema de seguridad de la finca estaba en otro servidor. Saltar de uno a otro era factible, pero podía ser descubierta en el proceso. Más útiles fueron los datos de Militech, que mostraron que las únicas ocasiones en las que Edison abandonaba su casa era para dejar a un par de chicas en la ciudad e ir a buscar otras. La excelente vista del equipo permitió descubrir que el tipo de mujer que gustaba a Edison tenía un denominador común... el haber nacido hombres. Con esa información Diego contactó con sus amigos del Juliard, quienes le indicaron la zona en la que más probablemente Edison encontraba a sus amigas: la zona universitaria, en particular dos clubes, uno dedicado exclusivamente a la prostitución y el otro una discoteca de ambiente muy conocida y de alto standing, en la que había también mucha venta de sexo. Creyendo más probable encontrar en esta última a alguien que les informase sobre Wright, Diego subvencionó un nuevo vestuario para Lince que les permitiese a ambos integrarse y sonsacar a alguien; Preacher se quitó el alzacuellos y entró para cubrirles las espaldas mientras ellos se hacían pasar por cliente e intermediaria. Shasha esperaría en el coche.

Lince y Diego descubrieron dentro del club a dos de las chicas que habían estado con Edison en los vídeos de seguridad; mientras hablaban con ellas, un alto y musculoso travesti (ver fotografía adjunta...) se acercó a Preacher para "invitarle a una copa". Aunque este último afirmó no estar por la labor desde el principio, la insistencia del individuo (animada por Diego, que les invitó a una botella de champán) era tan constante que Preacher tuvo que salir del local aprovechando una distracción... Aunque Diego empezó haciendose pasar por un cliente, su encanto y habilidad con el baile hizo que una de las chicas decidiese irse con él a casa. Gracias a otra botella de champan y a algo de Maria, Lince se enteró por boca de la otra mujer que Edison era un tipo bastante siniestro, pero más aún lo era el jefe de sus guardaespaldas, un tal Justin, de aspecto psicko, y que no se separaba de su jefe ni durante las largas y viciosas sesiones de sexo. Durante las salidas del complejo, Justin y otro guardaespaldas acompañaban a Edison y, en otro coche, tres gorilas más vigilaban el camino; en total debía haber unos diez guardias. A pesar de alguna "sorpresa", Diego convenció a su chica, después de una larga noche de sexo, para que volviese a casa de Edison y les abriese la puerta; por un precio, claro...

lunes, 8 de noviembre de 2010

Historias del Forlorn Hope: La caida de Axeman (3)


... En ese momento, cuando Irina enseñaba el colgante que su desparecido hermano Dimitri le había regalado la noche de su desaparición, Indie le pidió permiso para examinarlo; recelosa, Irina accedió cuando esta se comprometió a cuidarlo. Dentro del camafeo, una fotografía de Dimitri sonriendo tras una pequeña protección de plástico que podía retirarse. Indie sacó la fotografía, miró detrás y... ¡Premio! Un número de diez cifrás escrito en el reverso. Aún no sabían qué era, pero ya lo averiguarían fuera de la Zona. A recoger al resto antes de que se metieran en un lío...
En la fiesta, Diego y Preacher bebían el alcohol destilado del lugar con moderación, y disfrutaban del hash con bastante más entusiasmo... Cuando vieron llegar a Lince, Shasha e Indie, empezaron a despedirse de los cubanos con camaradería alcohólica, y Diego prometió volver para hacer negocios con ellos. Pero sin que lo vieran venir, el Gansta al que Diego humilló en la pista no pensaba dejar las cosas así, y enfilaba hacia ellos por entre la gente con una mano oculta tras él; la cosa podría haber acabado mal, pero Indie distinguió la jugada desde lejos, y avisó a Diego por radio. Todos eran ahora conscientes de la amenaza, y se preparaban para responder, pero Lince salió del coche con un elegante giro, se acodó sobre el capó, disparó dos tiros al tipo, y antes de que cayese muerto al suelo ya estaba dentro del coche de nuevo. Los silenciadores y la tranquila y fría actuación de todos permitió que, para cuando escucharon los primeros gritos, ya enfilasen la siguiente calle... Antes de salir de la Zona, fueron testigos de la implacable justicia de la cuchilla: en el punto de salida, colgado de una cruz formada por vigas soldadas, el pandillero que les había pasado Smash sin el permiso de su jefe directo, estaba desmembrado y destripado como un pez, todavía sangrando: quien sea se había tomado su tiempo; probablemente el cadáver aún estaba caliente...

Tras devolver el coche a su colega nómada, Preacher pidió, apoyado por Diego, un descanso y breve sueño reparador. No fue hasta despertar cuando el primero descubrió entre horrendos picores que había vuelto con unas amigas de la fiesta: una plaga de ladillas le devoraba la entrepierna. Entre las risas de todos, Joe le prescribió un tratamiento y le advirtió de la suerte que había tenido al tener que preocuparse solamente de un picor demencial...

Tras una búsqueda en la red, el tipo de las fotos cariñosas fue identificado como el hombre del tiempo de una cadena de televisión de San Diego... Sin saber como relacionarlo con el caso, Diego mandó un mensaje a Cuchillas con el número descubierto en la foto de Dimitri, intentando que le diese alguna pista sin tener que decir más, pero el escueto "¿Estás de broma?" de ella le dejó casi igual... sólo casi, porque entonces se dio cuenta de que se trataba de unas coordenadas de red, unas justo al lado de la fortaleza de Infocomp en Night city, la megacorporación que controlaba el espionaje y el tráfico de información mundial desde la artificial fachada de cómoda neutralidad que solo puede permitirse quien tiene los ases marcados... ¿Acaso Dimitri construyó la sanguijuela que detallaban los planos encontrados en el despacho de Axeman y estaba en ese punto de la red? ¿Alguien de Infocomp jugaba sucio con su propia compañía? Para corroborarlo, Diego se colocó el interfaz y se sumergió en la cuadricula virtual de la red...
Al principio parecía que nada perturbaba el espacio de red de la fortaleza de datos de Infocomp, fuertemente defendida por programas y Sysops, pero, al acercarse, Diego vio que en realidad, la sanguijuela, colocada adyacente a la fortaleza, era invisible para todo aquel que no poseyese los códigos de acceso. Dentro de la misma, una pequeña CPU controlaba unas bases de datos que sustraían de Infocomp valiosa información susceptible de ser vendida fácilmente en la calle con poco riesgo. Una conexión remota enviaba los datos al exterior, pero sin las herramientas informáticas adecuadas, la única forma de saber a dónde los mandaba era colarse en el flujo de datos para ir hasta allí. Prudente (y desarmado...), Diego decidió salir de la red y comprar el programa que le diese la información sin tener que ir a un lugar completamente desconocido. Convenientemente equipado, descubrió que las coordenadas GPS del receptor estaban... en la urbanización donde viven, en Pacifica: se trataba de un complejo enorme perteneciente a un ejecutivo llamado Edison Wright. La hora de la venganza se acerca...

domingo, 31 de octubre de 2010

Historias del Forlorn Hope: La caida de Axeman (2)


Ya no quedaba más remedio: las peores partes de la zona de combate de Night City esperaban a Shasha, Indie, Diego y Preacher. La actual novia del primero, Lince, fue escogida para hacer de guía por su conocimiento y experiencia directa con las bandas, aunque no fue muy clara con respecto a su relación con los Cuchillas Sangrientas, la poderosa banda que controla con mano de hierro el Sur de la Zona; y allí es precisamente donde pretendían ir primero...
Preacher apañó un robusto aunque algo apetachado vehículo de sus amigos nómadas, y en él se dirigieron a la autopista que separa la parte Norte de la Zona de la Sur; al llegar, pudieron comprobar que la autopista en sí, que cruza la zona de Este a Oeste, estaba bloqueada por escombros y alambradas, mientras que al otro lado, en la parte Sur, se habían colocado barricadas construidas a base de chatarra soldada. Lince les guió hasta un paso subterráneo donde, tras otra serie de barricadas, alguien parecía montar guardia. Lince se acercó al "puesto de peaje" sola, enseñando las manos y el armamento, y pidió hablar con la cuchilla. Al identificarse como Lince, los "guardias" arrastraron la chatarra hacia atrás y permitieron que pasase el coche. Allí, al lado de una fogata de barril con olor a queroseno, seis individuos sucios, semidesnudos, armados hasta los dientes y drogados de Smash y cosas peores, les miraban pasar depredadoramente.
Lince explicó entonces que, aunque podían ir directamente a la dirección de la tal Irina Lovodny y confiar en que la Cuchilla no les descubriese, era mucho más seguro hablar primero con la Banda y negociar un derecho de paso temporal. Les instruyó para que no se pusiesen nerviosos, pues sin duda intentarían intimidarles, y para que no se echasen atrás pasase lo que pasase, o no saldrían vivos de allí. Mientras tanto, atravesaban las destrozadas barriadas de la Zona Sur, donde los pocos habitantes a la vista se movían armados y sigilosos entre los cascotes, y los pocos negocios, sobre todo clubs llenos de drogas, armas y prostitución, se levantaban en plantas y bloques enteros pero siempre a partir del primer piso... Así fue como llegaron a un cubil de la Cuchilla, marcado con su símbolo ensangrentado y lleno de vehículos, música, drogas y armas...
En la escalera de entrada cinco miembros de la cuchilla se sacudían con Smash y extraían/retraían compulsivamente sus implantes destripadores, como si fuese un tic nervioso; al parecer conocían a Lince, le ofrecieron una lata y ella presentó al resto diciendo que tenían que pasar por negocios un rato en la Zona. Entonces el que debía ser el pandillero de mayor rango tomó la palabra, y Preacher y él sostuvieron el primer duelo de miradas del día. Aunque Spunkmeyer consiguió someter al pandillero en un principio, sus intentos por intimidarle no fueron tan efectivos, y el tipo se crecía cada vez más. El desesperado intento de soborno de Preacher indicaba prácticamente una rendición, y solo la intervención de Diego, con una mezcla de enfrentamiento y persuasión a partes iguales, les permitió derechos de paso a la módica cantidad de 250 €$. Consiguió sacarles también una lata de Smash, que les ofreció otro pandillero bajo la escrutadora mirada de su jefe...

... Y en ese momento descubrieron en propias carnes lo peligroso que puede ser conducir bajo los efectos de sustancias euforizantes/psicotrópicas, cuando Preacher, colocado de Smash, estuvo a punto de provocar un accidente serio, que afortunadamente quedó en un pequeño derrape y un roce contra una esquina de hormigón. Al llegar a la calle de Irina, en lo que antes era una pequeña zona residencial de casas unifamiliares, descubrieron también en qué podía convertirse el sueño americano...

Las pequeñas casas de estilo pseudo-español que hace muchos años formaban parte de las afueras (cuando Night city era todavía la ciudad Del Coronado) se han convertido ahora en una de las pocas zonas habitadas de manera más o menos normal en medio de la parte Sur de la Zona. Las familias supervivientes de la época anterior al Gran Colapso están atrapadas en lo que antes eran los suburbios de una próspera ciudad junto con vagabundos, fabricas de drogas, y aquellos habitantes de la Zona que han conseguido prosperar lo suficiente para dejar de ser comida de ratas; todo ello, por supuesto, con el beneplácito de la Cuchilla. La casa de Irina, de un chocante amarillo banana, parecía desocupada, con las persianas bajadas, y varias casas más allá, la música cubana de un fiesta callejera ponía banda sonora a la situación.
Sigilosamente, o al menos intentándolo, el grupo se acercó a la puerta, pero nadie contesto al llamar. Al regresar al coche para intentar vigilar la casa desde allí llamaron la atención de los Gansta cubanos de la casa cercana; Diego se metió por medio para intentar calmarlos, y terminó desafiando a uno de ellos a un duelo... de baile. Mientras se dirigía hacia la casa, llena a reventar de cubanos en distintos estados etílicos, el resto del grupo le miraba con ojos desorbitados y la boca abierta, excepto Preacher que empezó a dar ánimo y consejos a Diego... y también fue "invitado" a la fiesta. Mientras Diego era puesto a prueba en en la pista, a Preacher le "tendieron una trampa" cuando le echaron en brazos de una belleza llamada Jennifer, empeñada en desnudarle y tirárselo allí mismo en el Jacuzzi del jardín: no podía renunciar sin hacerles un feo y, probablemente, liándolo todo aún más, así que, al final, tanto uno como otro terminaron bailando la misma melodía, aunque en posiciones ligeramente distintas... Diego no tuvo problemas y el cubano quedo humillado y resentido. Sin embargo el resto de los presentes disfrutaron mucho de su actuación, invitándole a copas y drogas, de las que él aprovechó para hacer acopio; Preacher consiguió aprobar su "examen" (lo que no es poco mientras lo haces en un Jacuzzi rodeado de gente armada observándote en una casa ocupada de la Zona...), pero al acabar se despidió como un caballero del sur y besó a la "dama"... momento en el que, sin mediar palabra, un enorme cubano desenvainó su machete y se lanzó sobre él con la intención de convertirle en eunuco. Desnudo y mojado, Preacher no perdió la calma, y esquivó la primera acometida, cogiendo ritmo y agarrándole para limitar sus movimientos; el tipo seguía atacando, ahora usando su machete como un puñal y buscándole las tripas, pero Preacher consiguió reducirle con una presa de Aikido, y anunciando a todos que no quería hacerle daño y que solo se estaba defendiendo, le golpeo la cabeza con la esquina del Jacuzzi, abriéndosela. El tipo aún estaba vivo, lo que ponía de manifiesto las intenciones de Preacher, pero sin atención médica (que no parecía que fuese a recibir enseguida...) moriría pronto. De alguna forma, esto impresiono a los Gansta y colocó a Preacher en el mismo grupo que a Diego, uniéndose a la fiesta...

Mientras, en el coche, Shasha veía pasar por segunda vez al mismo grupo de niños por delante de la casa de Irina; tal vez sabían algo, y decidió perseguirles. En ese momento Lince decidió ponerse mimosa, y Shasha incapaz de negarle nada, tuvo que negociar rápidamente un aplazamiento para poder llegar hasta los chavales. Echo a correr tras ellos... y todos corrían más. Lince, con un sprint tremendo, cogió al último de todos, de unos diez años, por la chaqueta y lo levantó del suelo. Shasha empezó a preguntar al niño, lloroso, si sabía algo de Irina... y otro de los niños, el mayor, se acercó a él por la espalda con una cuchilla de afeitar. Viéndose descubierto, exigió que liberasen a su amigo, y el resto de los chiquillos surgieron de sus escondites rodeándo a la pareja con cara de pocos amigos. Shasha creyó que los muchachos serían fáciles de intimidar, pero todos eran retoños de la Zona, y alguién que no causaba dolor de entrada apenas tenía crédito. Intentó también razonar con ellos, pero no se fiaban y querían pruebas de que no harían daño a Irina. Shasha se desesperaba incapaz de encontrar nada que les convenciese de sus intenciones, ya que tampoco las aclaraba del todo. Al final, encontró el argumento que necesitaba al hacer notar al muchacho que, si bien podían haberles echo hablar de otras maneras, estaban siendo pacientes porque no querían hacer daño ni a Irina ni a ellos.
Convencidos aunque recelosos, los chicos les guiaron a otra barriada, de edificios altos y descuidados, abandonados y ocupados, donde les saludaron los yonquis y las ratas como perros... Allí se ocultaba Irina Lovodny, a la que Shasha preguntó por su relación con Axeman; al mencionar que estaban investigando el ataque a Axeman, el ambiente se relajó considerablemente: Axeman es un reputado detective de la zona, al que acude la gente que vive en un lugar que ha sido desahuciado por la policía y las autoridades. Les contó que su hermano Dimitri (que resultó ser el joven de la foto del apartamento frente al Mediterraneo) era un prometedor netruner de la Zona; hace unas semanas fue contratado por algún trajeado corporativo para lo que iba a ser el golpe final que lo catapultase hasta la ciudad. Trabajó incansablemente hasta hace semana y media, cuando le llamó para celebrar que ya había terminado. No le comentó en que consistía el trabajo, sólo que al día siguiente iba a ensamblar los últimos elementos y entregarlo. No ha vuelto a saber de él...
Cuatro días después de su desaparición, su preocupada hermana contacto con Axeman que, impresionado con su trabajo con los chicos de la Zona, aceptó ayudarla. Entonces, hace tres días, uno de sus muchachos fue atropellado frente a su casa cuando ella estaba fuera; al llegar del hospital comprobó que su casa había sido registrada, se asustó, y sus chicos la escondieron en este bloque. Intentó ponerse en contacto con Axeman, descubriendo entonces que le habían atacado casi al tiempo que asaltaban su casa. Desde entonces lleva aquí escondida sin saber que hacer. Lince se fijó entonces en que el colgante que Irina llevaba puesto y manoseaba todo el tiempo era el mismo que su hermano llevaba enrollado alrededor del brazo en una fotografía que les había enseñado del día en que habían celebrado su éxito. Al preguntar por él, Irina les contó que su hermano se lo había regalado esa noche diciendo que, si alguna vez se iba, ella siempre podría "recurrir al broche para seguir siendo fuerte, porqué él estaría siempre dentro"...

sábado, 23 de octubre de 2010

Historias del Forlorn Hope: La caida de Axeman


Tras cumplir la dura misión para Militech, y con la mitad del equipo en el hospital, quedaba pendiente tomar una importante decisión: Diego, Indie, Preacher y Shasha debían decidir si se unían o no de manera permanente a la citada Megacorporación. Shasha estaba decidido a ingresar plenamente, lo que termino por decidir a Preacher y a Indie, que negoció un cambio de patrones y dejó el servicio activo para el gobierno de EEUU. Diego aceptó el entrenamiento avanzado de Militech y firmó a cambio la exclusividad, pero prefirió mantener su independencia.

Con ganas de descansar y de gastar los duramente ganados €$, todos se dirigieron al Hope en busca de caras amigas, pero antes Diego llamó al cirujano que le habían recomendado sus contactos, un tal "pequeño" Joe, ofreciéndole unirse al grupo, cosa que este aceptó. Aunque los parroquianos dispensaron una de sus tradicionales frías bienvenidas al nuevo, el hecho de que viniese acompañado por los veteranos la hizo menos incomoda de lo normal (y seguro que el hecho de que mida 2,50 y pese unos 160 kilos de puro músculo no tuvo nada que ver...) Sin embargo, desde que entraron en el bar empezaron a escuchar dispares rumores sobre Axeman, uno de los veteranos del ERL-601 y amigo personal del dueño, que al parecer había sido atacado de algún modo poco específico. Poco tardaron en aclararse las cosas cuando Marianne les indicó que el mismo Profesor quería hablar con ellos: efectivamente, Axeman había sido victima de un intento de asesinato en su despacho de la zona de combate; permanecía en coma en el hospital y no se sabía si sobreviviría. El profesor consideraría un favor personal que averiguasen quien era el responsable y se lo trajeran, a ser posible vivo... Todos aceptaron, renunciando a una posible remuneración en favor de ayudar al fundador del Hope.

Como detective que trabajaba en la Zona de combate, seguramente a Axeman no le faltaban enemigos relacionados con su oficio, así que la primera parada fue su despacho, la escena del crimen. Un breve viaje en Av cortesía de Eyes les sitúo en la misma puerta del edificio, aunque tuvieron la precaución de hacer que el vehículo les esperase en otro sitio... Dentro del edificio encontraron al portero dentro de una cabina blindada; aunque algunos abogaban por hacer presión, el anciano, confiado dentro de su pecera, se mostró más coperativo ante la persuasión del dinero... Ya dentro del despacho, encontraron evidencias de un registro; unas buenas tiradas de advertir revelaron una caja fuerte oculta y protegida por una trampa explosiva. Dentro de ella había un chip con fotografías, una grabación de audio, unos esquemas informáticos en papel, una tarjeta de visita, varios programas y herramientas informáticos y una fotografía impresa. Cogiéndolo todo rápidamente, una llamada a Eyes para que les recogiese en el techo del edificio les sacó de allí antes de que la "fauna local" decidiese que valía la pena intentar derribarles con lanzacohetes caseros...

Las fotografías mostraban a un hombre y una mujer paseando en una actitud bastante amistosa en los aledaños de un edificio cercano al centro corporativo; aunque tanto Preacher como Shasha estaban seguros de haber visto al hombre en la televisión, no recordaban exactamente quien era. En la grabación de audio, probablemente cuyo origen era un pinchazo telefónico, un hombre y una mujer conspiraban para asesinar al lider de los Clavos, una banda bastante agresiva del Sur de la Zona; a la mujer se la identificaba como "Violet" a lo largo de la conversación, pero del hombre no se sabía nada. La tarjeta de visita pertenecía a una tal "Irina Lovodny", y su dirección estaba al otro lado de la autopista: el territorio de los Cuchillas sangrientas. Aunque Diego consiguió averiguar que los programas informáticos tenían que ver con la construcción de fortalezas de datos, sabía que algunos de los datos que contenían estaban más allá de sus habilidades... La fotografía impresa mostraba a un joven de unos veinte años sosteniendo una ciberterminal y sonriendo tímidamente a la cámara; de fondo, podía verse un cartel de neón incompleto que mostraba las letras "EDITERR", y que Indie identificó como la palabra Mediterráneo: Diego conocía una pensión con ese nombre al norte de la Zona.

Ahora había que unir las piezas, y se dividieron en tres grupos: Indie y Preacher fueron a la residencia de Axeman, "Pequeño" y Shasha al hospital, y Diego fue a encontrarse con su ex, Cuchillas, a un pseudo garito de moda, el Flash. Ni la visita a la casa de Axeman ni al hospital resultaron muy provechosas, pero Cuchillas informó a Diego de que los planos y herramientas permitirían a alguien competente crear una fortaleza de datos anexa a otra y, si se poseían los códigos internos apropiados, acceder a todos los datos de esta última sin despertar sospechas ni activar alarmas; también bailaron un poco, tomaron unas copas y retomaron cosas pendientes... en medio de la pista de baile. No todo iba a ser trabajo. Asimismo la novia de Shasha, Lince, le contó que los miembros de los Clavos eran propensos al piercing radical, la automutilación y la ciberpotenciación extrema, y que estaban metidos en un enfrentamiento a largo plazo con una banda rival, el Culto al cable, que podían ser los más interesados en matar a su lider; el Culto era una organización pseudoreligiosa basada también en la potenciación, aunque en este caso más discreta y con el objetivo de llevar al cuerpo humano a su máxima expresión física y mental. Shasha pagó esta información... con algo de ejercicio físico.

Teniendo en cuenta las pistas, y antes de meterse en las partes más complicadas de la Zona, se encaminaron al Mediterráneo. Al llegar descubrieron que el edificio de enfrente, desde el que se había tomado la foto, había ardido hasta los cimientos; una inspección del lugar por Indie reveló que alguien, que había cubierto muy bien sus huellas, lo había provocado, y que lo había hecho más o menos al mismo tiempo que el asalto a Axeman. Dentro del propio Mediterráneo, una pensión barata donde las prostitutas llevaban a cabo sus servicios, Preacher entabló conversación con uno de los chulos, intimidándole/convenciéndole para que preguntase a sus chicas si habían visto algo: resultó que varios miembros del Culto al cable habían sido vistos por la zona antes del incendio...

sábado, 9 de octubre de 2010

Resumen de blindajes


Como la partida de ayer tuvo un carácter casi introductorio, en vez de postear un resumen voy a dejaros un comentario sobre los tipos y reglas de blindaje para que podáis mirarlo todo con mayor facilidad y no me preparéis otra como la de ayer...
Lo primero que hay que tener en cuenta respecto a los blindajes de cyberpunk es que los blindaje más pesados conllevan una Capacidad de Estorbo (CE) que se resta directamente de los reflejos del personaje. Por ello, cada uno ha de decidir si le interesa un blindaje superior a coste de una penalización o prefiere una mayor movilidad...
Con respecto a los blindajes en sí, podemos distinguir tres clases básicas: implantes, blandos y duros. En principio solo pueden apilarse tres capas de blindaje de cualquier tipo, solo una de ellas puede ser rígida, y cada capa después de la primera conlleva una CE de 1, además de la que pueda conllevar el blindaje en cuanto tal. Además, las capas apiladas no se suman como tales, sino que a la capa de mayor protección se le resta la de menor, y el resultado se consulta en la Tabla de blindaje proporcional (Libro de reglas básico de cyberpunk, pagina 102), de lo cual se extrae un bono que estará entre +5 y +0 según la diferencia sea menor o mayor (cuanto mayor es la diferencia, menor es el bono). Esto será lo que se sume a la CP del blindaje mayor.

Dicho esto, veamos los distintos tipos de blindaje y sus características; los implantes cybernéticos pueden ser de dos tipos: externos e internos. Los externos son placas de metal y cerámica porosos que se anclan al cuerpo; no se pueden ocultar, y blindan el torso, la cabeza o la cara con CP 25 (Manual de Cyberpunk, pag. 79). Aunque son blindajes rígidos y bastante resistentes, el del torso tiene una CE de -3, y quitan bastante humanidad. Los implantes internos pueden ser rígidos, como el blindaje subcutáneo, o blando, como el Tejido dérmico. Las reglas para ambos están en el Cromebook 2, páginas 8 y 9 respectivamente, y pueden tener o no CE dependiendo de la CP que proporcionen; recordar que el Tejido dérmico es el único blindaje del juego que puede combinarse con otras capas sin imponer CE, por lo que es altamente recomendable ponérselo en la medida de lo posible (recordemos que es un implante y, como tal, conlleva una pérdida de humanidad) y combinarlo con otros tipos de blindaje.

En cuanto a los blindajes blandos, su principal ventaja es que suelen ser discretos y estorban comparativamente poco; básicamente se trata de ropa o tejido similar que se ha combinado con kevlar o placas ligeras de plástico. Lo mejor es ir a la página 66 y 67 del Cromebook 4, donde se puede crear el propio blindaje a placer combinando todo tipo de ropa y CP. Básicamente se trata de coger la prenda que uno quiere, ver lo gruesa o pesada que es, y según ello ver cuanto blindaje le podemos colocar y la CE que conlleva. Combinado con el Tejido dérmico se puede conseguir blindajes discretos y bastante altos sin CE, pero el blindaje blando puede ser fácilmente perforado por armas como cuchillos, armas contundentes o escopetas, pero se pueden añadir unos insertos cerámicos dentro del propio blindaje blando, convirtiéndolo en duro y subiendo su CP: van de +1 a +5 por cada localización, cada +1 cuesta 10 €$, y lo máximo que se puede subir la CP de un blindaje así es hasta 20. Cada +1 de un inserto cerámico tiene una CE de 0.1, redondeando hacia abajo. Por ejemplo: me pongo tejido dérmico CP 10, y compro una chaqueta de cuero de CP 18; eso hace un blindaje de CP 22 en Torso y Brazos, sin penalización. Cojonudo. Ahora, mi armero favorito me prepara unas placas de cerámica ligera CP +2 para el torso de mi chaqueta, y de +1 para los brazos, que inserto dentro del forro de la misma. Mi chaqueta tiene ahora CP 20 rígido en el torso, y CP 19 rígido en los brazos, que con mi tejido dérmico pasa a ser CP 23 y CP 22 respectivamente, ¡sin CE! Si mi tejido dérmico fuese de CP 12, mi CP sería 24 y 23, y si fuese de 16, tendría CP 25 y 24, todo ello rígido. A menos que el total de los insertos sea de +5 a la CP o más, no hay penalización de CE asociada a insertar refuerzos en el blindaje; dad las gracias al que dijo que en Cyberpunk siempre se redondea hacia abajo...

Por último tenemos los blindajes rígidos en cuanto tales, los reyes de la fiesta; son tremendamente evidentes y, en general, imposibles de ocultar, ademas de estorbar como una piraña en los calzoncillos, pero si te apuntan con un lanzacohetes te alegrarás de llevarlo puesto... El más básico de ellos es el Metalgear, un caparazón metalico completo de blindaje rígido CP 25, 600 €$, CE -2. También se puede comprar por "partes", costando cada una 100€$ por localización, y con una CE de -1; es mejor comprarlo entero, tanto por precio como por CE, pero atención a que EL CASCO NO TIENE CE. Si, puedes comprarte un casco de CP 25 rígido sin CE (aunque, como todo casco, penaliza algo el advertir notar, y no puede ocultarse ni de coña...). Todos a la tienda ya...
Esto mismo puede hacerse con CP 20, costando cada localización de blindaje 60 €$ y teniendo una CE de -0.5; por tanto, llevar CP 20 en las piernas me costaría 120 €$ y tendría una CE de -1. Por supuesto, el blindaje asistido, ya sea en forma de traje de combate, armadura potenciada o caparazón es un blindaje rígido que no penaliza (de hecho, para esto se construyen estos carísimos cacharros...) El único caparazón disponible sería el de Militech, a 10.899e$, pero te proporciona una CP de 25 sin CE (además de toneladas de información útil en combate), con el único requisito de tener un implante de conexión de maquinaria o de vehículo, ambos en el manual básico. Los trajes de combate y armaduras potenciadas habría que construirlas por encargo; podéis hablar con Shade al respecto...

Por último, tenemos el blindaje inteligente o Skin Tight, que consiste en un mono de combate ligero (vamos, unos calzoncillos largos de los del abuelo...), que se puede tapar bajo la ropa normal, y que no tiene CE pero tampoco CP, a menos que se reciba un impacto cinético (cuidado, si el tipo que te ataca no genera un impacto cinético, como por ejemplo usando un cuchillo, te da la protección de un skijama de Bob Esponja...); en ese caso se activa, cerrando una micromalla interna de cerámica y plástico y protegiendo con una CP 25 o 30 de blindaje rígido, según el modelo. Después se "relaja" y te puedes mover normalmente, aunque tarda un tiempo, lo que se refleja en una CE temporal (-1 en el modelo de CP 25, -2 en el de CP 30) que va desapareciendo paulatinamente al ritmo de un -1 por turno. El problema es que los penalizadores a la CE se van acumulando, y si se llega a -10, el procesador del traje se quema y te quedas sin protección... Ejemplo: con mi Skin Tight de CP 30 me lanzan un cohete antiblindaje que me hace 40 puntos de daño; el traje se cierra y me protege, por lo que solo recibo 10 puntos y mi MTC me ayuda con el resto; estoy herido pero no está nada mal para haber parado una granada Antitanque con el pecho... Tengo una CE de -2 pero en el siguiente turno será un -1 y en el siguiente no tendré penalización alguna. Pero en siguiente turno el tipo no se resigna y me dispara con una MIE&%$ de subfusil chino de calibre .22, a alta velocidad. Cada bala solamente hace 1D6, pero me llevo 20 impactos, y mi penalización sube a -41: con -10 bastaba, y estoy en pelotas. El CABR$% me remata de una pedrada entre los ojos...

sábado, 25 de septiembre de 2010

Contraespionaje (y 4)


Sorprendida por el reencuentro con su antiguo mentor, Indie sostenía a un inconsciente Frank Hiraga entre ella y un herido pero decidido Shade; el código de éste y su contrato con Arasaka le empujaba a finalizar el encargo y proteger al traidor, pero era evidente que no deseaba dañar a su alumna, por lo que afirmó que, si dejaban a su objetivo en la casa, él les dejaría marchar. Pero Indie sabía que para Shade Arasaka es un mero patrón, la financiación que necesita para su modo de vida, y que ella podía ofrecerle no sólo un mejor lugar donde continuar sus experimentos y la financiación y protección de Militech, sino también la compañía de espíritus afines, empezando por ella misma. Aunque reticente, Shade decidió fiarse de la única persona que había considerado algo más que una mera herramienta, y les dejó marcharse con su objetivo; él haría ver a los guardias que las heridas sufridas no le habían permitido detener a los intrusos (cosa bastante fácil teniendo en cuenta su estado) y se dejó caer en el suelo malherido.
Parecía que todavía podían conseguirlo, y tras estabilizar al malherido Shasha y recoger los restos de Hawk, se dispusieron a marcharse. Los agudos sentidos de Preacher avisaron a todos de que los disparos habían atraido a una patrulla de Arasaka, que se acercaba en un Jeep para una comprobación de rutina; aunque Indie y Diego consiguieron salir rápidamente de la casa y esconderse en el jardín de la misma, Shasha y Preacher dudaron, y prefirieron quedarse dentro con la intención de eliminar a los guardias emboscándoles en cuanto entrasen. Sin embargo, cuando los tres guardias vieron la cerradura de la puerta volada por la termita de Hawk, tomaron posiciones desde el vehículo y llamaron a los refuerzos, estropeándoles el plan. Indie lanzó rápidamente unas granadas al otro lado del jeep, distrayendo a dos de los guardias (el tercero cayo con un certero disparo de Diego) y permitiendo al equipo correr hacia la alcantarilla en medio de la confusión; para cuando los chicos de negro se dieron cuenta de por donde habían huido, el equipo ya estaba saliendo por el otro lado de la alcantarilla, cerca del bosque.
Escondiéndose de casa en casa, y usando al perro inconsciente como escudo frente a los otros canes puestos en guardia, consiguieron alcanzar el área arbolada; sin embargo, a punto ya de alcanzar la libertad, Preacher decidió llevarse al perro a pesar de la oposición de Indie y de Shasha. El perro, cableado para no sobrepasar determinada área de vigilancia, hizo saltar inmediatamente las alarmas y echarse sobre ellos a cinco soldados "fantasma" de Arasaka; perdida ya toda oportunidad de sigilo, Indie hizo llover sobre ellos muerte desde su Claws, despejando de árboles una zona de seis metros con sus cartuchos HEP.
Pero por mucho que corriesen no podían salir de la zona de 20 metros del emisor que les protegía de las armas automáticas, por lo que la velocidad de su carrera estaba limitada; además, cuando fueron emboscados por dos francotiradores, comprendieron que el perro hacía algo más que saltar las alarmas: estaba marcado con un transpondedor, y Arasaka conocía su posición gracias a ello. Indie quedó a la descubierta y casi es alcanzada por el primer disparo, pero fue Preacher, que había decapitado al perro y corría con su cabeza para lanzarla lejos, quien fue alcanzado de gravedad en una pierna. Diego consiguió ponerle a cubierto, pero era incapaz de detener la terrible hemorragia que salía a chorro del mutilado Preacher, e Indie no podía acercarse lo suficiente para eliminar a los tiradores: estaban copados, y ya se oía llegar a los refuerzos aéreos de Arasaka.
Shasha no vio más opción que pedir extracción aérea a Eyes; aunque esta sabía que estaba entrando en una zona demasiado caliente, no podía dejar a sus compañeros en la estacada, y accedió a entrar como una exhalación, frenando lo justo para que los runners se agarrasen a las cuerdas de rapel y salir a toda velocidad de allí. Indie sujetaba sobre sí al inconsciente Hiraga, Diego llevaba a cuestas a un mutilado Preacher que cantaba salmos, y Shasha solo podía agarrarse a la cuerda con un brazo... A pesar de todo, consiguieron cogerse a la primera y sujetarse mientras Eyes soltaba contramedidas antimisil y salía disparada desde las copas de los árboles; las contramedidas casi consiguen desviar los dos primeros misiles, pero uno de ellos impactó de refilón contra el costado del Av, destrozando uno de los motores y casi mandándoles a todos al suelo de nuevo. Eyes volvió a mostrar su pericia manteniendo al Av en vuelo y consiguiendo sacarle la suficiente potencia para acelerar y girar de vuelta. Los dos siguientes misiles podían haber sido definitivos en ese estado, pero las contramedidas y los drones de Eyes despistaron los sistemas de guía lo suficiente para escapar.
Con esfuerzo y magullados, los runners lograron subir al Av, pero justo cuando Diego llegaba a la compuerta, Preacher se reunió con el creador... Aunque todavía era posible reanimarle, el hospital más cercano estaba en la base militar de North Oak, y no llegarían a Night City a tiempo. Los contactos de Diego le indicaron un buen médico, pero estaba igualmente fuera de rango (aunque no sería mala idea quedarse con su nombre, viendo lo mucho que necesitan de un cirujano de campo...) Finalmente, Diego comprendió que la única opción de su amigo estaba en el grupo de nómadas con los que tenía tratos el propio Preacher, y allí se dirigieron. Preacher fue rescatado de la mismísima corte celestial por las expertas manos de Silfide, mientras Indie contactaba con Militech para entregar el paquete y recibir el pago, además de atención médica y las reparaciones pertinentes. Los restos de Hawk quedaron entre la maleza; descanse en paz.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Contraespionaje (3)


Con las ideas sobre la extracción ya claras, Shasha, Indie, Preacher, Diego y Hawk prepararon el material necesario para completar la misión, compraron lo que todavía no tenían, y negociaron con Eyes el pago por llevarles y sacarles de zona neutral; llegaba la hora de la verdad...
Los bosques que rodean Westwood estaban plagados de contramedidas, pero era algo que ya se temían: minas antitantque y antipersonales, cámaras de vigilancia, micrófonos, sensores de presión, detectores de movimiento... Incluso fosos con estacas, los chicos de Arasaka no habían escatimado en nada. Todo fue bastante bien, ya que aunque las cámaras detectaron movimiento en tres ocasiones, y se envió a un par de agentes camuflados a investigar, pudieron detectarlos y despistarlos sin problemas. La última línea de minas eran a prueba de intrusos, pero el rifle de pulsos de Indie y la suerte estuvieron de su parte...
En tierra de nadie, antes de llegar a la línea de casas pero fuera ya del área arbolada, varios perros cibernetizados vigilaban el perimetro, y tuvieron que parar a considerar su opciones; al final se decidieron por un certero disparo incapacitante a la cabeza por parte de Hawk, y atravesar corriendo el campo abierto. El resto de los cibercentinelas no se acercaban a más de 10 metros del perro inconsciente, por los que pudieron entrar en el núcleo urbano y, desde allí, se metieron en las alcantarillas, también llenas de trampas pero con la gran diferencia de que éstas estaban pensadas para poder esquivarse por el personal de servicia; los agudos sentidos de cazarrecompensas de Preacher les llevaron sin dudar por las zonas seguras, hasta estar casi encima de la casa de Hiraga; dentro de ella, y gracias a un micrófono laser de, ironias de la vida, Arasaka, descubrieron que había dos personas, una trabajando con un teclado en la planta baja y otra en la ducha de la segunda.
Decidiéndose por una entrada doble, Indie saltó a la segunda planta para echar desde ahí gas somnífero, mientras Hawk volaba la puerta principal con termita y permitía entrar a los demás; en la planta baja no parecía haber nadie, y puesto que la velocidad era la clave, todos se concentraron en el fondo del enorme salón para acercarse al objetivo de la segunda planta que, como Indie pudo confirmar, salía corriendo de la ducha hacía la tercera planta. Tanto desde arriba como desde abajo empezaron a lanzar granadas de gas que, aunque aturdieron al pobre tipo que escapaba en toalla, no consiguieron dejarle inconsciente del todo: alguien le había avisado justo a tiempo para que echase a correr, de manera que pudo evitar las principales áreas de dispersión del gas. En ese momento una figura potentemente blindada, con músculos sintéticos injertados por todo el cuerpo, cayó del techo de la planta baja justo detrás de Diego, y con un rápido y preciso movimiento le hizo una inmovilizó desde atrás y le colocó un tremendo revolver electrotérmico en la sien, al tiempo que afirmaba mirando a Shasha y a Preacher: "tirad las armas, o vuestro amigo es hombre muerto..."
Ignorando la situación, pero de manera providencial, Indie alcanzó con una portentosa carrera al hombre que subía a la desesperada por las escaleras, que resultó ser su objetivo Frank Hiraga; desde el descansillo entre la segunda y la tercera planta informó por radio a sus compañeros de que había apresado al blanco principal, y Preacher usó la información para intentar presionar al enemigo de la planta baja: "tú tienes a uno de los nuestros pero nosotros tenemos a tú patrón, tal vez podamos llegar a un acuerdo". Tras la máscara blindada, el desconocido pareció ignorar su ultimatum, limitándose a repetir sus condiciones. Tanto Preacher como Shasha tiraron las armas y se tumbaron en el suelo como les exigían, pero Hawk, poco dispuesto a que le atrapasen, tiró el fusil al suelo fingiendo rendirse, pero al mismo tiempo desenvainó el vibromachete y, apartando el revolver de Diego, intentó apuñalar la espalda de su contrincante; a pesar de la habilidad de Hawk, que salvó a Diego de un balazo en la cabeza, la figura blindada se revolvió con una velocidad sobrehumana, lanzó al desdichado Diego contra la pared (sólo la previsión de éste al dejarse puesto el blindaje reactivo le salvó de partirse la espalda), y descargó su arma a bocajarro sobre la cara de Hawk: la cabeza de éste literalmente desapareció en un chorro de tejido blando que se desparramó sobre el sofá de piel...
Tras esta terrible actuación, el desconocido se lanzó escaleras arriba hacía Indie e Hiraga; Shasha cargó tras él y, alcanzándole en el pasillo del segundo piso, le largó a bocajarro toda la ráfaga de su fusil multitubo en el pecho y la cabeza. Aunque una ráfaga así podría partir un coche, su contendiente resbaló hacia atrás, con la placa pectoral rajada y sangrando por entre las piezas del cuello y del costado izquierdo, claramente maltrecho, pero aún dispuesto a pelear: mientras reculaba hacía atrás por el impacto, levantó su arma y disparó a Shasha, alcanzándole en el brazo derecho y arrancándoselo de cuajo al tiempo que le desgarraba el tejido del hombro.
Como dos boxeadores que se niegan a caer, Shasha se mantenía en pie mascullando "aún puedo disparar, aún puedo disparar...", en tanto que su enemigo se giraba como una peonza medio parada hacia Indie, apuntándole; justo antes de apretar el gatillo vaciló y musitó incrédulo "¿Indie...?". En ese momento ella reconoció a Shade, el que fuera su mentor en Antigua cuando trabajaba para el gobierno y Arasaka envió a varios agentes libres como asesores. La relación se cortó al desertar Indie a la guerrilla, pero siempre habían mantenido una buena amistad; ¿podrán reavivarla en estas circunstancias?

sábado, 14 de agosto de 2010

Contraespionaje (2)


3 de Enero de 2021, Night city; Shasha, Diego, Preacher e Indie preparaban la entrada en Westbrook, la fortificada megaurbanización de alto standing protegida por Arasaka donde se refugiaba el traidor Frank Hiraga. La seguridad era tremenda, la joya de la corona de Saburo, uno de los lugares por cuya reputación de inexpugnabilidad Arasaka es considerada la mejor empresa de seguridad del mundo: al menos tres checkpoints en cada acceso terrestre al complejo, misiles tierra-aire con control automático y manual, minas, trampas y armas automáticas autocontroladas en las zonas de campo a través, todo ello unido a tarjetas emisoras entrelazadas con la bio-huella de su portador para identificar a los residentes y a los trabajadores, en su mayor parte gente de Arasaka incluso entre el personal de servicio... Incluso el metro, que llega hasta allí principalmente como medida de precaución ante una posible necesidad de evacuación, posee fuertes controles y reconocimiento facial dentro de los propios vagones.

La dureza de la seguridad impresionó a los runners hasta el punto de la parálisis: ¿cómo demonios vamos a entrar ahí? Tal vez haya que plantearse renunciar a la misión. Todo ello antes incluso de empezar a investigar en serio; poco a poco, tímidamente, comenzaron a moverse en busca de información: los contactos de Diego exploraron el metro, Indie se acercó a Westbrook para controlar los transformadores del tendido eléctrico, Shasha se colocó en posición para obtener una visual del complejo (aunque sin mucho éxito, la verdad...) Tras todo un día planeando apenas habían avanzado nada, la única decisión tomada era trasladarse a vivir a casa de Eyes, en Pacifica. Todavía quedaban sobre la mesa demasiadas opciones y se encontraban bastante bloqueados: Shasha prefería volar la central eléctrica y entrar vía Av, aprovechando la ventana de entre 30 y 120 segundos que tardaría en conectarse el generador auxiliar para extraer el paquete de su casa; por su parte Diego no lo tenía nada claro, pero rechazaba el plan aéreo. El voto decisivo fue el de Preacher, que creía más en entrar campo a través. Decididos por esta vía, llamaron a Hawk y comenzaron los preparativos...

El sigilo del grupo no estaba mal, aunque habría que subir el de Indie para compensar y que no descubriese al resto; teniendo en cuenta las capacidades de los trajes fantasma decidieron ir de día. Las trampas podían ser detectadas y desarmadas sobre la marcha por Indie y Hawk. El único obstáculo real eran las armas de defensa perimetral (y los guardias de Arasaka, claro); para ello Diego se puso en contacto con un buen técnico especialista en burlar sistemas de seguridad, apodado Cerebro, que le indicó que necesitaba una muestra de la onda que emitían las tarjetas que cancelaban el sistema para construir un emisor similar. Para ello Diego e Indie se compraron ropa personalizada por el mismisimo diseñador Eji y se fueron a cenar al restaurante más exclusivo de Night City, Le Fontainebleu, donde creían poder captar la señal de la tarjeta de alguno de los residentes; la suerte les sonrió y pronto contaban con un emisor de señales con 20 metros de alcance y entre 7 y 10 horas de autonomía (no engañaría a los detectores manuales de los guardias, pero emite la señal que desactiva las armas...), un mapa aproximado de la zona urbanizada, y 24 horas para completar la misión...

domingo, 8 de agosto de 2010

Contraespionaje (1)


23 de Diciembre de 2020, Mar del Norte: aunque el sumergible enemigo hacia agua poco a poco, y se escoraba inevitablemente hundiéndose cada vez más, los aviones enemigos continuaban arrojando su carga explosiva sobre Shasha, Diego, Indie, Eyes y Preacher; el rápido pilotaje de Eyes sacó a su submarino de la zona de peligro, pero fueron los comandos acuáticos de Militech los que finalmente derribaron a los dos cazasubmarinos y abordaron el navío de CINO: habían llegado los refuerzos. El Coronel Woollard explicó que los equipos menos hechos al manejo de un submarino (por no decir aquellos que no sabían nada del tema...) habían sido enviados al Mar Austral y al Mar del Norte, y que justamente esos eran los dos únicos atacados: el equipo del Mar Austral había desaparecido de las pantallas apenas unos minutos para después volver a emitir, pero Woollard sospechaba algo raro y mantenía una estrecha vigilancia por satélite que demostró que el equipo había sido capturado, probablemente para obtener los códigos de emisión y poder seguir usando esa ruta de comunicaciones al tiempo que se enviaba información falsa a OTEC. El contingente de ayuda fue movilizado rápidamente, pero no hubiese sido suficiente sin el buen hacer del equipo...
En cualquier caso ahora se presentaba una buena oportunidad: mientras Woollard y los suyos rescataban los códigos del sumergible enemigo siniestrado y devolvían la pelota a CINO y a Arasaka haciéndoles creer que enviaban información envenenada y que la suya seguía a salvo, el equipo podía aprovecharse de que el topo los creía capturados para moverse rápidamente y capturarle; la asignación de los equipos submarinos por zonas era la clave: aquél que hubiese dado la orden de colocarlos justo allí era el traidor. Puesto que los equipos destinados a ser capturados habían sido reclutados recientemente en Night City, se podía suponer también que el topo estaba en las oficinas de dicha ciudad...
Militech mostraba con todo esto estar al tanto del agresivo juego de Arasaka, y comenzar su respuesta con reclutamientos y contraespionaje: si capturaban al topo, Militech tomaría las riendas de su contratos, sacándoles del agua y ofreciéndoles un puesto en la compañía, si lo querían... El primer paso del equipo fue dirigirse a Night City y reciclar su entrenamiento aprovechando el excelente sistema de Realidad virtual del sumergible Orca. Desde allí, equipados por Militech con armas y trajes de camuflaje reactivo "fantasma", y con la ayuda la de ex de Diego, Cuchillas, buscaron la manera de entrar en los servidores de OTEC que, tras los sucesivos ataques de CINO, habían sido desconectados de la red; con el pico de oro de Diego y las habilidades de Cuchillas, descubrieron lo suficiente para entrar por el tejado del edificio, aunque hubieron de retrasar un día sus planes debido a las fuertes medidas de seguridad de la azotea. Al final, con sigilo y apoyo informático, llegaron al subsótano del edificio sin apenas contratiempos (el más grave fue la caída de Preacher al bajar del Av en la azotea y frenar con la cara...) Descubrieron que las pruebas apuntaban abrumadoramente hacia Mary Cooper, pero el instinto policial de Indie le indicó que era un señuelo: había demasiadas pruebas en su contra. Una investigación más detenida de los archivos apuntó hacia Frank Hiraga, el encargado de las operaciones de campo de OTEC en la costa oeste, que vive recluido en su casa de Westwood desde el inicio de las hostilidades entre OTEC y CINO. Ahora solo hay que extraerle de una de las zonas residenciales mejor protegidas del mundo, bajo contrato de seguridad de Arasaka, de la que ni siquiera un equipo completo de extracciones de Militech pudo en su día sacar a su objetivo...